Shanik en BASTA!

Víctor García: “No me gusta una mujer de golpe de pecho”


Shanik Berman

“Para que yo llegue a casarme, tengo que hacerme un patrimonio, porque yo vengo de una familia disfuncional en la que mis padres se separaron y no tengo prisa”, dijo Víctor García, quien surgió de La Academia de TV Azteca, quien protagonizó con Mark Tacher la película: Qué le dijiste a Dios.

 

¿Hace cuánto se separaron tus papas?

Mi mamá tiene 18 años viviendo separada de mi papá; y cuando se separaron, le di prioridad a la mamá, pero a partir de que cumplí 18 años vivo solo buscando mi propia historia; es muy dolorosa la separación de la familia, y no es que no les tenga confianza a las mujeres pero con lo único que yo me caso al mil por ciento es con mi carrera, porque me dio mi autoestima hacer lo que me gusta. Una pareja a la que amé mucho me puso a elegir entre mi carrera y ella y elegí mi carrera, que me mantiene vivo.

 

¿Fue Marimar Vega quien te dio a elegir cuando era tu novia?

No, fue una mujer de Tampico; pero con Marimar tampoco volví, aunque le agradecí a su papá que me abrió las puertas de su casa con mucho cariño. Lo nuestro no fue, los dos elegimos otro camino.

 

¿Tu novia actual no es artista, verdad?

No es artista ni sé si me casaré con ella, porque quiero una mujer que me ame, me respete pero que sea autosuficiente; que no viva de mí, sino que viva conmigo. Y a mí me gusta mucho la sensualidad, no me gusta una mujer que sea de golpe de pecho, no me gustan los prejuicios.

 

¿O sea, tú eres de los que te tiras del ropero?

Me gusta la sexualidad, pero soy tan romántico que soy hasta cursi y sueño con tener únicamente una sola hija.

 

¿Y si a la que eliges te pide que la mantengas?

Yo no tendría ningún problema, pero no es una buena fórmula para su autoestima; ahora, de cualquier manera no puedo porque invierto mi dinero en salud, toda mi familia tiene seguro médico. Mi abuelo fue mi tutor desde que yo tenía 6 años hasta que cumplí los 14 y vive pero padeció dos infartos, dos edemas pulmonares y mi objetivo es que no les falte nada en salud, en alimentación y en un hogar digno.

 

Yahir tampoco se quiere casar. ¿Es una epidemia de la primera Academia?

Todos estamos dándole seguimiento al trabajo, yo quiero hacerme mi patrimonio y no quiero que a mis padres les falte nada, porque ya empiezan a cascabelear y tengo mi guardadito para poder atenderlos bien-, concluyó Víctor García.



Columnas anteriores