INVITADO

Desde Filomeno Mata 8


Mouris Salloum George

LAS TENAZAS DEL NUEVO ORDEN FEUDAL MUNDIAL.
 
En nuestros espacios editoriales –al consultar la gramática de la globalización- encontramos los conceptos Nuevo Derecho Corporativo Global y, en su expresión menos complaciente, Nuevo Orden Feudal Mundial.
 
Son poderes fácticos ejercidos por las grandes trasnacionales privadas contra las economías subordinadas.
 
Los Estados subdesarrollados o en vías de desarrollo, se exponen a obvios riesgos cuando, al abrir sus economías al dominio extranjero, aceptan someter las controversias de los inversionistas foráneos a tribunales judiciales o administrativos en las metrópolis donde esas corporaciones tienen sus matrices.
 
Se agandalla Trump de patrimonio del pueblo venezolano
 
Ahora que Donald Trump siente que tiene prendido por la yugular al gobierno bolivariano de Venezuela, donde ha encontrado a su testaferro idóneo en Juan Gaidós, está apretando las tuercas para que el golpe de Estado sea reconocido a nivel internacional.
 
La más reciente acción del Departamento del Tesoro (USA) consiste en despojar por sus pistolas al régimen venezolano de activos financieros en los Estados Unidos, para transferirlos al pretendido usurpador, de manera que pueda autofinanciar su asalto al poder.
 
Oro mexicano en bóvedas extranjeras Es del dominio público que el Banco de México, por sinrazones que sus gobernadores no se sienten obligados a explicar a los compatriotas, han trasladado al extranjero las divisas en oro y han expuesto la gestión del resto de las divisas internacionales a los designios de la Reserva Federal de los Estados Unidos. 
 
En caso de alteración del orden constitucional en nuestro país, ¿a quién o a quiénes se les reconocerá el derecho de disponer de aquellos bienes monetarios?
 
Ese es un tema. Otros secretos, guardados bajo siete llaves, son los contenidos reales de las concesiones, contratos, permisos o licencias otorgados a inversionistas extranjeros, que invariablemente exigen que los litigios sean llevados a cortes de sus países de origen.
 
Grave cuestión, es que los tecnócratas enquistados en las áreas financiera y hacendaria del sector público pretendan acreditar su dudosa eficacia a la calificación, no siempre espontánea ni gratuita, de agencias foráneas, principalmente de Nueva York.
 
No son gratuitas, esas calificaciones, porque no se libran de la sospecha de que sus peritajes tienen marcadas intencionalidades políticas y no meramente técnicas.
 


Columnas anteriores