ANALISTA

Análisis del Plan de Refinación


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 343

El plan se basa en las refinerías actuales y no en la nueva.

El plan de refinación está apostando de la siguiente manera.

En 2022 se procesará 1.863 millones de barriles diarios. De los cuales, 781 mil barriles serán de gasolina que representa el 42% de los productos de salida del total del volumen de entrada. Las seis refinerías configuradas o que le den mantenimiento, producirán 611 mil barriles diarios y la nueva, 170 mil barriles. La primera representará del total de gasolinas de salida el 78% y 22% la nueva. Es decir, la producción de gasolina dependerá de la inversión que se haga a las actuales.

De los cuales, 560 mil barriles serán de diésel, lo que representa el 30% de los productos de salida del total del volumen de entrada.Las seis refinerías configuradas producirán 440 mil barriles diarios y la nueva, 120 mil barriles diarios.

Es decir, el plan se basa en las actuales y no la nueva.

Actualmente, las seis producen 200 mil barriles en gasolina adonde para llegar a los 611 mil barriles, deberá incrementar un 67% en volumen. El diésel produce 100 mil barriles y deberá incrementar en un 77% para llegar al plan dado el día de hoy.

En 2022 tendremos 2.4 millones de barriles diarios, porque si procesados 1.863 millones sólo exportamos 600 mil.

Es decir, Estados Unidos no dejará que no exportemos ante la crisis de los precios que se tendrán ante los cambios geopolíticos.

¿Qué pasaría si no llegamos al plan de producción?

Existe un diagnóstico actual de cada una de las refinerías que nos indique cuánto invertir y esa inversión daría el volumen esperado.

Es un plan a donde la refinería nueva es estratégica ante la posible salida de alguna o el requerimiento de una mayor inversión en las actuales y que no se pueda cubrir.

Tendremos el suficiente presupuesto o debemos ver que privados participen ante la posibilidad de comprar crudo en Estados Unidos ante el incremento de producción de allá.



Columnas anteriores

visitas