ANALISTA

Datos energéticos


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 455

La reforma energética es el plan o el medio para el mismo. Sólo para asegurar que no estemos expuestos ante los cambios geopolíticos como un EU autosuficiente-exportador de energía, Rusia asegurando clientes en Asia-Europa; Reino Unido siendo parte del mercado energético al salir de la comunidad europea, siendo esta comunidad ahora dependiente del mercado. Países exportadores de la OPEP que están cambiando a transformar materias primas y utilizar energía renovables.

Cambio de energías renovables respecto a las no renovables a una relación 50/50 en 2040. Necesitamos alrededor de 110 a 120 mmdd las próxima década, siendo entre 11 a 12 mil millones de dólares anuales (200 a 223 mil millones de pesos) adicionales del presupuesto de la nación para cubrir la necesidades energéticas, sólo hablamos de inversión, sin contemplar los gastos administrativos, operativos y requerimientos para que funciones cada rubro energético

Surgen preguntas

1. La Reforma Energética sigue ¿sí o no?, en caso de que no ¿cuál será el mecanismo para tener los dineros para la inversión?

2. ¿La administración de nuevo controlará el mercado, y tendremos que regresar a subsidios para controlar la inflación?

3. ¿El nuevo administrador de la nación cambiara las reglas (si la Cámara de Diputados o Senado aprueban) de suspender licitaciones, permisos o contratos?, ¿quien tomaría las riendas del mercado?

4. La energía no puede ser esperada para ser usada o transformada, debido a que el mundo crece y se mueve a través de ella, si consultamos o esperamos tiempos para su aprovechamiento llegaremos tarde, como hasta ahora, y otros nos la venderán ante el crecimiento de la necesidad del país.

5. Sería mejor hacer mesas de trabajo, el nuevo administrador que CREE un plan estratégico energético de largo plazo con metas específicas alcanzables, y que tengan como medio de herramienta las leyes promulgadas, reguladores, y empresas productivas actuales.



Columnas anteriores

visitas