ANALISTA

Seguridad energética


MBA. Ramsés Pech

Existe un plan para el sistema de refinación planteado por la nueva administración que contempla la reactivación de algunas refinerías por medio del mantenimiento, mas no por la reconfiguración. El pasado mes de noviembre, la SENER presentó el Diagnóstico de la Industria de Petrolíferos en México; este resumen, compendio y análisis para tener el contexto actual del sistema de refinación.
 
El mercado de combustibles automotores en México es el sexto más grande y es el cuarto mayor mercado de gasolina a nivel mundial; con una demanda total de 1.178 millones de barriles diarios, compuesta por 789 Mbd de gasolina y 389 Mbd de diésel.
 
Total de la demanda de petrolíferos por día es de 1.406 millones de barriles diarios donde el 56% gasolina, 28% diésel, 10% combustóleo y 8% Turbosina.
 
Los últimos 20 años, la población en México ha aumentado un 21%, mientras que el parque vehicular se ha triplicado, auspiciado por precios subsidiados durante largos períodos de tiempo. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 México registró un total de 45.54 millones de vehículos motorizados en circulación, distribuidos de la siguiente manera: 30.7 millones de automóviles, 3.6 millones de motocicletas, 0.4 millones de camiones para pasajeros y 10.8 millones de camiones de carga. La gasolina y diésel conforman el 93% de la demanda del transporte a nivel nacional, utilizado principalmente en vehículos automotores y de carga.
 
Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), reportó vehículos eléctricos e híbridos. Hay un acumulado en total de 8,082 vehículos adquiridos con alguna de estas características.
 
En espera que del 2019 a 2031 aumentará el consumo en miles de barriles diarios de: Gasolina de 799 a 935, Diésel 391 a 481, Turbosina 87 a 126 y combustóleo de 141 a 156.
 
En un análisis realizado, aumentó el excedente en gasolina y diésel respecto a lo disponible y demanda. El volumen de crudo procesado en el SNR (Sistema nacional de Refinación) ha disminuido 45% en 2018, respecto del volumen procesado en 2011.


Columnas anteriores