CURUL 36

Usted diputado es cómplice (I)


Leobardo Pérez Marín

La bancada del PVEM está hecha bolas, no hay orden y su coordinador, José Manuel Sepúlveda del Valle, se ha dedicado en los últimos días a defender su "honorabilidad", al grado que no ha aceptado críticas de nadie, parece un político novato en esta selva. Nadie entiende por qué ha decidido romper con su partido y exhibir a sus propios compañeros. Convirtió el trabajo parlamentario en un chisme de lavadero, que si el reportero me sacó la lengua, que sí ese militante está gordo, que sí cobran sin trabajar, que si está solo, que si en el pasado se hacía así, que si Federico es malo, bueno, ha dicho de todo, ha acusado a todos, los demás son los malos, él es una blanca paloma.

Vamos poniendo los puntos sobre la mesa, al señor diputado se le aprobó un determinado presupuesto para contratar a personal a su cargo, él decidió, porque nadie lo pudo obligar a emplear a ciertos militantes a quienes les pagaría el Congreso local, él sabe que deberían llegar a las oficinas, que tenía que hacer acuerdos con ellos, que las cosas habían cambiado pero decidió dejar pasar y de repente, los exhibe como supuestos aviadores, afirmando que los había contratado. Aquí lo importante es que el señor legislador presente primero la firma de ese contrato, y el monto que se les pagó en su primera quincena.

No señor diputado, si en verdad usted contrató a esas personas sin trabajar, también es cómplice; no solo con exhibirlos termina su responsabilidad, porque desde el primer día que no llegaron debió llamarlos, no se puede escudar diciendo que antes así se hacían las cosas. No señor diputado, usted cometió un delito, usted burló la confianza de la Junta de Coordinación Política, aquí el principal responsable es usted.

Usted señor diputado se exhibe al decir: "Están en el partido y se está pagando con recursos del Congreso; sí se puede, así se ha hecho siempre".

Aquí hay un responsable de querer burlar la ley y es usted, o de lo contrario, presente los oficios que usted debió enviar a la Dirección de Administración y Finanzas, acusando a estos empleados, desde su primera falta. Usted señor diputado es cómplice.



Columnas anteriores