Altavoz

Castigo ejemplar a ex alcaldes


Fabiola Xicoténcatl

Lecturas: 1937

Si se aplicara correctamente la ley en este país, los 17 ex acaldes de Tabasco y sus sustitutos e interinos deberían todos estar tras las rejas. Los presidentes municipales son cada día más cínicos, cada día mas voraces con el presupuesto. Ninguno de ellos se portó como un político profesional, con mística y emoción social por servir a la gente. Ninguno de ellos trabajó para dejar un legado, para dejar un buen recuerdo y sabor de boca entre sus paisanos.

Centro, que tuvo tres alcaldes en los tres años, Macuspana, Cárdenas, Teapa y Tacotalpa, son ejemplos de cómo los funcionarios, sean del partido que sean, se pervierten en el ejercicio del poder. Ese apetito insano por los dineros públicos, por la obra de relumbrón para ver si me llevo la mejor tajada, por las ocurrencias abyectas que en lugar de mejorar la calidad de vida de los habitantes de su municipio se la destrozan y la hacen más difícil.

El botón de muestra nos lo dio el edil de Centro, Evaristo Hernández Cruz, quien ha dado a conocer que en tres años los habitantes de Villahermosa no consumimos agua potable tratada, sino agua cruda directa del río Grijalva.

Operadores de la planta potabilizadora de Villahermosa han denunciado que en los 3 años los ediles no le metieron ni un peso para tratar el vital líquido.

Luis Contreras, director del Sistema de Aguas y Saneamiento, ha revelado que a la planta principal de Villahermosa "no se le dio ningún mantenimiento, no hubo ninguna inversión en los tres años en esta planta".

Los malos políticos han desprestigiado a la política. Esa voracidad por lo ajeno es 'lo que le ha dado al traste' al ejercicio de gobierno: la corrupción desmedida –no tienen llenadera dice AMLO- el apetito desenfrenado por el pillaje, el hurto y robo descarado han originado una enorme decepción. Soplan vientos de cambio. Del tamaño de la infamia debe de ser el castigo. Esperamos que Evaristo lo haga. Que sea para bien.

OFF RECORD: A propósito del éxodo de la Caravana de Migrantes Centroamericanos que ha entrado a México por Tapachula, Chiapas, en uno de sus grandes poemas de protesta, el 'Padre Nuestro Latino Americano' , el gran Mario Benedeti hace un reclamo: "todavía nos deben como un siglo de insomnios y garrote, como tres mil kilómetros de injurias, como veinte medallas a Somoza, como una sola Guatemala muerta".



Columnas anteriores

visitas