ANALISTA

Fractura hidráulica en México


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 574

Fracturas hidráulicas es una técnica para poder realizar una comunicación artificial entre los hidrocarburos que no pueden salir a superficie en forma natural del yacimiento.
 
Existe una confusión en el tipo de fractura utilizada para realizar en cada tipo de yacimiento, que dependerá de estudios de micro-sísmica, tipo de hidrocarburos, permeabilidad y la forma que está el crudo/gas dentro de la roca madre.
 
No es lo mismo la fractura en un yacimiento convencional a uno del tipo no convencional.
 
CONVENCIONAL: Existen en una roca reservorio porosa y permeable para la acumulación de hidrocarburos, relacionada a una trampa con una roca impermeable que evita su fuga, existiendo una separación entre hidrocarburos y otros elementos que interrelacionan como el agua. Normalmente pueden ser perforados pozos del tipo vertical, “J", “S”, Horizontales y multilaterales. Los cuales, la terminación o la forma de realizar la extracción de los hidrocarburos en superficie requieren de ciertas ayudas artificiales para poner en marcha la producción como son estimulaciones, fracturas y sistemas de bombeo que pueden ser utilizados durante la vida del yacimiento y cada pozo.
 
NO CONVENCIONAL: Existencia de un roca reservorio de muy baja porosidad y permeabilidad. No necesita de una trampa para su acumulación, debido a que los hidrocarburos se alojan en la roca madre, no hay límites definidos entre los hidrocarburos y el agua en la roca en que se aloja. Inicios se perforaban en pozos Verticales, Tipo “J” y “S” y cambiaron al requerir un mayor contacto con la zona del yacimiento ante la dificultad de su extracción y factores de recuperación pasando hoy día pozos horizontales en más del 99% de los pozos con secciones que van desde los 100 hasta los tres kilómetros de secciones de contacto, cuyo espesor de la zona puede estar entre los 10 hasta 100 metros de espesor y todos los pozos son fracturados.

 



Columnas anteriores

visitas