CURUL 36

Va porque va


Leobardo Pérez Marín

Si algo se le reconoce a Andrés Manuel López Obrador es su persistencia. No es sólo que haya sido candidato presidencial en 2006, 2012 y 2018, cuando finalmente lo consiguió, sino también en proyectos específicos.

Está el caso del Segundo Piso de Per i fér ico en la Ciudad de México, un proyecto de grandes dimensiones que generó mucha polémica, pero que finalmente se hizo, e incluso fue copiado por otros gobiernos, como el del Estado de México. También está el caso del programa de apoyo a los adultos mayores, que igual generó polémica pero que finalmente se echó a andar, y hasta fue copiado por el Gobierno de la República cuando estuvo en manos de Felipe Calderón.

Este domingo, López Obrador estuvo en Villahermosa como parte de su gira de agradecimiento. Hay que decir que ya desde ahora está cumpliendo su promesa de reconciliación. Así lo demostró cuando fue recibido por el Gobernador Arturo Núñez Jiménez, junto con el Gobernador electo, Adán Augusto López Hernández.

Después de una reunión privada, López Obrador tuvo un encuentro con senadores, diputados, empresarios y periodistas, entre los que estuvo nuestro director General Miguel Cantón Zetina, y el director Miguel Cantón Martínez de Escobar.

En ese encuentro Andrés Manuel reunió a toda la clase política del estado. Ahí estuvieron incluso el Obispo Gerardo de Jesús Rojas, así como detractores del pasado y simpatizantes de todos colores y actividades. Eso fue posible porque López Obrador no vino a hacer grilla, vino a unificar y a trabajar.

Por eso fue también muy bien recibido en Plaza de Armas, donde sostuvo un encuentro con militantes de Morena y población en general, a quienes refrendó sus compromisos, y en específico les dijo que la refinería en Paraíso va porque va, al igual que el Tren Maya, y el Borrón y Cuenta Nueva.

López Obrador fue enfático cuando dijo que Tabasco será el laboratorio de la Cuarta Transformación de la República. Y ya se empieza a notar con la unificación de propios y extraños. Núñez y Obrador no se vieron a la salida sino en la entrada, pero de Palacio de Gobierno.



Columnas anteriores