EL TABASQUEÑO

Las tentaciones de Adán Augusto


Héctor Tapia

Se esperaba una gran tormenta el jueves pasado por el 'Cordonazo de San Francisco', pero no hubo tal aguacero; en su lugar presenciamos un cambio climático de otro tipo, no cualquier cambio, vimos caer los rayos de la cuarta transformación instalándose en 15 ayuntamientos de todo el estado.

Al frente de la 'tormenta' del cambio iba Adán Augusto López Hernández, quien no quería perder oportunidad de presenciar la hazaña político-histórica de ver a los alcaldes de Morena en el poder.

Tristemente para el Sol Azteca, la fecha revivió también en el recuerdo la tragedia perredista del primero de julio pasado que casi los extingue -al pasar de nueve presidencias municipales ¡a una!, la de Jonuta-, gracias a otro 'cordonazo', o más bien al tsunami que los arrasó.

Adán Augusto ha ido cumpliendo, etapa por etapa, el asentamiento en Tabasco, del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, primero tomando el control absoluto del Congreso y ahora gobernando desde la municipalidad a 2 millones 284 mil 413 tabasqueños de las cuatro regiones geográficas del estado.

Pero aún le falta a Adán cumplir la encomienda más importante: la gubernatura de Tabasco, la que coronará el sueño de López Obrador de ver a Morena gobernar en su tierra, él la buscó dos veces, primero en 1988 contra Neme y después en 1994 contra Madrazo. Por fin llegó.
 

• • •

Pero antes de cerrar el círculo y gobernar, Augusto -como el primer emperador romano, con el reinado más largo y próspero de la historia- tendrá que vencer las tentaciones de darle trabajo a los amigos, de abrirle espacios a los que se la "jugaron" con él o a los que se sumaron a caminar esperando algo a cambio.

Todos ellos pueden tener espacio en el gobierno, pero habrá que medirlos: ¿Para qué les alcanza? ¿Qué capacidades tienen? ¿Han demostrado eficacia en el desempeño de sus anteriores tareas? Habrá que colocarlos donde rindan y no estorben, ni hagan daño.

Por ninguna causa el Gobernador Electo debe dejarse chantajear. Ninguno de los que se le han pegado como rémoras deberían tener un cargo asegurado y tendrían que aceptar la posición que Adán les ofrezca. Si exigen más o hacen berrinche, entonces ahí se verá que no son hombres profesionales sino simples oportunistas que buscan a base del chantaje una posición.

El respetado ideólogo Jesús Reyes Heroles decía que el 'aventurerismo' nada tiene que ver con la política, opinaba también que para ejercer acertadamente y con vocación la actividad política, se requieren de tres "C": Cabeza, Corazón y Carácter.

No se trata de gobernar con enemigos, como el mismo López Hernández dijo, pero tampoco con "amigos" que busquen encapsularlo para influir en él y que podrían terminar convirtiéndose en sus verdaderos enemigos, -involuntariamente, claro- a como le ocurrió a Granier con los 'químicamente puros', según lo reconoció el propio Humberto Mayans, en una reciente entrevista con el nuevo titular de Telereportaje, Emmanuel Sibilla.

Insisto, quienes vayan a asumir deben de tener las tres 'c': Cabeza = Inteligencia; Corazón = Emoción, Pasión; Carácter = Para tener osadía y enfrentar los problemas de una manera valiente y no medrosa o timorata.

 

• • •


En estos momentos el próximo Gobernador de Tabasco tiene ya en sus manos una resonancia magnética contrastada de la realidad del estado. Ya sabe con todo lujo de detalle cuáles son sus principales problemas y necesidades, y ese estudio seguramente está acompañado de un plan de acción para revertirlos.

¿A quién usará el mandatario electo para devolverle al estado la seguridad? ¿Un amigo? ¿Un notario? Adán tendrá que brincarse la curva del aprendizaje en esta importantísima área. Estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad revelan que los cambios de administración estatal -sobre todo cuando hay alternancia política-, han generado brotes de violencia tremendos: en 2016 ocho de los 10 estados que cambiaron de gobernador tuvieron un repunte de homicidios dolosos.

Un ejemplo: Quintana Roo, con el principal destino turístico del país, Cancún, es hoy el tercer estado con mayor incremento de homicidios del país, que pasó de una tasa de 8.04 casos en 2017 a 17.55 casos en 2018, es decir, la violencia subió más del doble, al día de ayer sumaba 550 ejecuciones.

Hoy, tres años después, Carlos Joaquín González está dando un golpe de timón: Cambio de secretario de Seguridad (lo trajo de Morelos), renunció al fiscal y solicitó el refuerzo de 1,200 elementos de la Policía Militar. ¿Qué pasó? Tardó tiempo en conformar el equipo para brindar seguridad, ahora está en eso, pero mientras.

¿Tendrá Adán la solución para no extraviarse en seguridad? ¿Valdrá cambiar de secretario o que haya continuidad como han decidido en Yucatán (lleva 12 años) para no empezar de cero?

 

• • •

Para gobernar hay que integrar gente con talento, preparada, con experiencia, con vivencia en el área que se le va a asignar, que tenga cultura de trabajo en equipo. Va otro ejemplo: La instalación del Congreso, sus primeras reformas de austeridad, la conformación de comisiones, todo se dio de forma tersa, fina.

De pronto brinca un conflicto, en un hecho inusual un grupo de empleados secuestran a diputados y funcionarios exigiendo un pago. ¿Qué sucedió? La conducción interna del Congreso cambió de manos, de una asesoría experimentada como es la de Jaime Lastra Bastar, pasó a la de Marco Rosendo Medina, la inexperiencia se notó enseguida, se sintió un tropezón, la falta de oficio.

¿A quién pondrá el Ejecutivo electo en la Secretaría de Gobierno? ¿A su amigo notario Emilio Antonio Contreras Martínez de Escobar? Sé que él no quiere la posición, talentoso es, pero se sabe rebasado para una tarea de ese tamaño. ¿Decidirá por el propio Lastra Bastar o por Medina Filigrana? Aquí debe pesar más que la lealtad, la capacidad y el profesionalismo de a quien decida elegir, por ejemplo, Enrique Priego (a quien claramente se le ve en el TSJ) sería un extraordinario Secretario de Gobierno y Jaime Lastra un excelente Fiscal General, tienen la experiencia, la mano firme, el talento y la capacidad política. Aunque también será importante un entreveramiento generacional: jóvenes y gente mayor.

Hay una tentación mayor que Adán deberá manejar con gran inteligencia: la designación de quién será su secretario de Finanzas, y es tentación porque es conocido que Adán Augusto y su hermana Silvia López Hernández (esposa de Humberto Mayans) han realizado a lo largo de sus carreras una gran mancuerna, él abriendo camino en la lucha política y ella manejando con extraordinario profesionalismo y transparencia los recursos.

Silvia ha sido siempre la mujer de todas las confianzas del hermano, pero también de gran influencia a la hora de elegir posiciones, un ejemplo de ello es la actual directora de administración y Finanzas de la LXIII legislatura del Congreso local, Katia del Carmen de la Fuente Castro, a quien claramente instaló en esa posición Silvia.

¿Logrará el gobernador electo impedir que su hermana Silvia le imponga secretario de Finanzas? Muchos gobernantes hoy terminan en la cárcel por la seducción de la conseja palaciega, es preferible terminar enemistado, que terminar manchado y con líos judiciales.

Las hermanas, las esposas, hijas o hijos, entre más lejos mejor, la sangre llama, pero también calienta, y eso ya no se puede permitir.

 

UN ADAGIO: "El príncipe prudente guarda un justo medio, escogiendo hombres sabios por consejeros”. / MAQUIAVELO



Columnas anteriores