Altavoz

El ocaso


Fabiola Xicoténcatl

Enrique Peña Nieto camina directo al ocaso de su administración, es tiempo de los balances, y que el pueblo le demande cuentas claras. En un breve recorrido de las promesas que ofreció, podemos afirmar que a Tabasco no le cumplió. Ni porque vino con sus fantochadas de " te lo firmo ante notario".

Los primeros en protestar por el incumplimiento deberían ser los notarios tabasqueños que dieron fe de la palabra peñista.

Entre las promesas incumplidas a los tabasqueños está el Plan Hídrico para evitar inundaciones, disminución de las tarifas eléctricas, construcción de seis distribuidores viales, ampliación de la carretera Villahermosa- Cárdenas y construcción del Libramiento Villahermosa, que a la fecha siguen sin ser concluidos. En cuanto al proyecto hidrológico para evitar más inundaciones se abandonó, se redujo el presupuesto al mínimo, sólo basta darse una vuelta por los bordos de protección de Gaviotas para darse cuenta del abandono, es decir, estamos peor, y además las inundaciones en época de lluvias continúan en la región Chontalpa y Los Ríos.

El compromiso para bajar las tarifas eléctricas fue firmado ante el notario público Gerardo Lopezconde Lastra, en un mitin en la plaza del Injudet el 25 de abril de 2012; sin embargo las tarifas nunca bajaron, sino que incrementaron, con más de 457 mil 265 usuarios endeudados ante la CFE. El 14 de mayo de 2012, ante el notario público Leonardo Sala Poisot, en un acto proselitista en la colonia Gaviotas, se comprometió a construir seis distribuidores viales en Villahermosa, y la ampliación de la carretera a Cárdenas. Ni uno de los seis distribuidores viales se hizo. Villahermosa es hoy una ciudad caótica, y dicen los que han recorrido el país que es una de las capitales mas abandonadas. La ampliación de la carretera Villahermosa-Cárdenas sigue sin terminarse, e incluso el proyecto fue recortado. En el caso del Libramiento ya se construyeron 24 kilómetros en la primera etapa, que va de la carretera Villahermosa-Cárdenas a Villahermosa-Frontera, pero hace faltan 7 kilómetros más para concluirla, y al paso que van no creemos que se cumpla.

Enrique Peña Nieto castigó a Tabasco. Prometió un programa emergente para paliar la desgracia en la que se sumó Tabasco por la crisis petrolera, y también fueron mentiras.

Muchos mexicanos están ansiosos para que termine la pesadilla peñista y empiece una nueva etapa, que por el Bien de Todos esperamos no sea de mentiras y engaños.



Columnas anteriores