SOBRE LA LINEA DE JUEGO

Hawk Eye (Ojo de Halcón)


Arturo Vazquez

Lecturas: 783

› En el Tijuana-Cruz Azul, correspondiente a la Jornada 4 del Clausura 2018 de la Liga MX, en dicho encuentro Luis Enrique Santander tuvo un trabajo que muchos consideran polémico, pero quien no está en esa vorágine de dicha palabra, todos, así de fácil reitero, todos los que estamos en toma de decisiones, para unos bien para otros mal, y se viene una cascada de críticas que a veces son totalmente injustificadas; todos quieren ganar como sea, nadie quiere perder, y el señor juez sólo como el llanero solitario, y en el profesional tienen a sus asistentes y cuarto árbitro, pero ¿y los del llano? Pues ahí se la llevan, ingratitud en alta potencia, y si el presidente de Liga en lugar de apoyar se suma con los quejosos; peor aún, que quedan como el Chapulín Colorado ¿y quién podrá salvarnos?, pero el caso es que cae un gol muy difícil de apreciar a favor del equipo local, Xolos, y sin importar si es o no gol eufóricos se ponen a festejar, mientras que los azules se le van a la yugular al central y el "culpable" que avaló la anotación, el señor asistente, se faja los pantalones y con seguridad indica o corre hacia el centro realizando el recorrido de 25 a 30 metros; y Santander apoyando, a eso le llamo valentía y seguridad pura; sólo tuvo un detalle que como que se apresura a mostrarle la segunda amarilla a Pablo Aguilar, cría fama y échate a dormir, tal vez por eso lo pensó así el buen "banquero" y la Comisión Disciplinaria lo respalda, y no procede la protesta de la máquina para tumbar dicha sanción. Ojalá aprendan en el llano, en vez de escuchar a los "quejosos" debería apoyar al cien por ciento a los árbitros ¿o cuidan el negocio? Hasta la próxima filo...sofía.



Columnas anteriores

visitas