Altavoz

CFE: justicia a Tabasco


Fabiola Xicoténcatl

El borrón y cuenta nueva va en Tabasco. El virtual presidente de la República electo Andrés Manuel López Obrador ha dado su palabra de que en ese sentido se le hará justicia a los tabasqueños que desde hace 30 años sufre los embates de las abusivas tarifas por el consumo de energía eléctrica.

En su paso por Villahermosa rumbo a la selva chiapaneca, AMLO volvió a referirse el pasado viernes al tema, a pregunta de los reporteros, justo cuando acababa de darse el nombramiento de Octavio Romero Oropeza como director de Pemex y a Manuel Bartlett Díaz como director de la Comisión Federal de Electricidad. "A Manuel Bartlett le va a corresponder arreglar el problema del borrón y cuenta nueva. Vamos a cumplir todos nuestros compromisos; eso lo vamos a ver en su momento, no les voy a fallar", dijo el paisano a su arribo a Villahermosa.

En protesta por el fraude electoral perpetrado por Roberto Madrazo en la elección de 1994 en Tabasco, Andrés Manuel López Obrador inició el movimiento de Resistencia Civil y una de las acciones fue el no pago al consumo de la energía eléctrica y otros impuestos como tenencia y predial. Predominó al final la resistencia contra la CFE por los excesivos cobros en los recibos de luz que llegaban a los hogares de los tabasqueños.

Desde entonces este movimiento ha cobrado un auge impresionante en los 17 municipios de Tabasco, donde hay evidencias de que en una choza de la zona rural, de las regiones más pobres y marginadas del estado, que solo tienen un foco, un apagador y dos contactos para la toma de corriente, les ha llegado el recibo de 5, 10 y de hasta 20 mil pesos el bimestre.

Por eso es que miles de ciudadanos han dejado de pagar los recibos y han entrado en resistencia civil, primero bajo el auspicio del PRD, después bajo la rectoría de Morena.

El adeudo hasta mediados del año pasado por la resistencia civil ascendía a más de 10 mil millones de pesos, una deuda impagable para la mayoría de los hogares en ese estatus.

La llegada de AMLO a la presidencia de la República le da una bocanada de oxígeno a los tabasqueños, el 100%, que "no ve lo duro sino lo tupido" en cada llegada del recibo de la CFE. Por eso el compromiso asumido por AMLO de terminar de una vez por todas con este flagelo, es la única puerta de salida a la desgracia económica que asfixia al estado.



Columnas anteriores