Altavoz

PRD Tabasco, sin autoridad moral


Fabiola Xicoténcatl

¿Qué autoridad moral puede tener el PRD en Tabasco para cuestionar a Morena y a Andrés Manuel López Obrador respecto de los nombramientos que el Presidente electo hará de su gabinete? ¿Qué caramba le interesa a los amarillos si AMLO designa o no a tabasqueños como colaboradores?

En verdad que se necesita ser muy cínico para entrometerse en las decisiones de López Obrador, por eso da risa que el secretario del Comité Estatal del PRD, el centleco José Rueda, uno de los causantes de la debacle perredista, se atreva a abrir la boca y expulse una serie de abyecciones contra el próximo presidente de la República.

No aprendieron la lección. No asimilan el repudio de los tabasqueños que les dijeron, ¡fuera! Parece que fue ayer cuando verdaderos luchadores sociales dieron vida al PRD, al lado de Andrés Manuel López Obrador.

En ese grupo estaban la incansable Julieta Uribe Caldera, Dorilián Díaz, Rafael López Cruz, Darwin González. Estos sí sudaron la camiseta.

¿Qué le pasó al PRD? ¿Cuándo perdió la ruta? Ocurrió cuando sus líderes y representantes se envilecieron, traicionaron los ideales bajo los cuales se fundó ese partido, y cayó en manos de los bisneros, de los filibusteros de la política.

El PRD, además de perder la esencia de la izquierda que básicamente es la lucha de las causas sociales, se desprendió de la sencillez que los acercaba al pueblo.

Todavía en el 2012, el PRD alcanzó la votación más alta de su historia en Tabasco con 515 mil votos, parecía consolidarse como primera fuerza electoral a tal grado que desplazó al otrora partidazo, el PRI, al segundo lugar.

Pero las cosas cambiaron el 1 de julio del 2018, el PRD perdió de golpe y porrazo 281 mil 66 votos, y apenas alcanzó los 233 mil 909 votos.

¿Qué necesita ahora el PRD para levantarse de esta brutal derrota? Requiere de personas probas, cercanas al pueblo, que verdaderamente tengan interés de hacer bien las cosas. Uno de los que ha alzado la mano para dirigir los destinos de este partido es Javier Cabrera Sandoval, sí, el ex alcalde de Jalpa de Méndez.

Los perredistas deberían preguntarse ¿Qué méritos tiene? ¿Qué hizo en beneficio del municipio que gobernó? ¿ No usó su prepotencia para quitar delegados municipales? ¿No despidió a trabajadores del Ayuntamiento después del 1 de julio porque su mujer no ganó? Si todo sale negativo, bien valdría la pena que llegara. Y por favor, que callen a Rueda.
 

QUITAN VACACIONES EN CONTRALORÍA.

¿Qué tanto hará Lucina Tamayo, secretaria de la Contraloría que suspendió vacaciones a todo el personal?, dicen que los empleados de esta dependencia trabajan a marchas forzadas para hacer la entrega-recepción lo más transparente posible, ¿será?



Columnas anteriores