SOBRE LA LINEA DE JUEGO

Desastroso trabajo.


Arturo Vazquez

› Fue una pésima labor arbitral la que realizó Mark Geiger, colegiado representante del á rea de la CONCACAF en el encuentro en Octavos de Final en el Mundial Rusia 2018 en el partido Colombia- Inglaterra, donde los primeros se lo querían comer vivo porque según ellos con el clásico "no era penal" que ejecutó de forma magistral el inglés Harry Kane y con esta anotación (que por cierto él no tiene la culpa, ni tan siquiera el silbante gringo, sino los que lo designaron), es el líder individual de goleo mundialista, porque este "güerito" siempre ha destrozado los juegos en esta zona y en el mismísimo Estadio Azteca y Pierlugi Colina lo debió saber de su poca capacidad de dirigir, no da ni siquiera el do de pecho, los dirigentes y jugadores de los cafetaleros elevaron su protesta, pero esto no cambia ni cambiará el resultado.

› El contraparte o sea a favor del juez, este no tiene la culpa de que a la mera hora no supieran definir desde el manchón penal y para colmo, un "ex americanista", ya que se supone cambiará de aires Matheus Uribe, es el villano real, esto es un mal de los equipos de futbol, de que todos sus errores siempre será en cabeza ajena sin ver los propios, esas son excusas tontas y antideportivas, dañan la imagen del país que representan, teniendo en la mano la calificación a la siguiente ronda, ni modos que la autoridad máxima anote o falle los goles; deben de aprender a ganar o a perder, los resultados son circunstancias del juego y a pesar del VAR, los errores seguirán.

› Hubo recorte y 'cepillaron' a Irmatov Ravshan después de brillar en Sudáfrica 2010 hoy queda fuera; César Arturo Ramos sigue hasta el final...



Columnas anteriores