DESDE LA YARDA CERO

El Súper Bowl no es para conservadores


Charly Levi

Lecturas: 448

Sin ser la gran aplanadora de años anteriores, lejos de aquel conjunto que alcanzo el bicampeonato en 2004 y 2005 o de aquel trabuco que termino la campaña de manera invicta en 2007-2008 para luego perder el Súper Bowl ante los Gigantes de Nueva York, los New England Patriots se las arreglaron de nuevo para retornar a un Súper Bowl y consolidarse como la gran dinastía de los últimos años en la NFL. La décima aparición de los actuales campeones de la NFL como franquicia, además de la octava con la explosiva combinación de Brady-Belichick en los puestos claves, tuvo mucho patrocinio por parte de un bravo rival como lo fueron los Jacksonville Jaguars, equipo que a final de cuentas no mato a Nueva Inglaterra cuando debió hacerlo, mandando un mensaje de equipo conservador al término de la primera mitad al no arriesgar e ir por lo menos por un gol de campo con 55 segundos en el reloj, además de contar con dos tiempos fuera, atesorando una ventaja al medio tiempo de 14-10. El Monje Loco, sobre nombre con el cual es conocido Bill Bilichick en la NFL, entendió el mensaje que envió Doug Marrone e hizo los ajustes necesarios para solo permitir en la segunda mitad dos goles de campo de los Jaguares.

Quedó demostrado una vez más que para destronar al campeón hay que ir por todas las canicas, máxime si se juega en casa de la combinación exitosa que han conformado Brady-Belichick, la cual que acumulan cinco anillos de SB.

 

Se acabó el “Milagrito”.

Las Águilas de Philadelphia y su mariscal suplente Nick Foles, arrojaron un balde de agua helada sobre miles de seguidores de los Vikingos de Minnesota para truncar el sueño de que los purpuras regresaran al Súper Bowl y de paso echar tambien por la borda, de que por vez primera en la historia un equipo alcanzará el Súper Bowl jugando en su propio estadio. El claro triunfo de las Aguilas en la final de la NFC propicia que se repita el duelo del SB XXXIX que se jugó precisamente en Jacksonville en el 2005, con dramático triunfo de Pats 24-21 sobre Aguilas. Será la tercera aparición de Phildelphia en el gran juego sin conocer la victoria. Raiders (1981) y Patriotas (2005) sur verdugos en SB.



visitas