CASCARA AMARGA

Día del amor y la amistad


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 934

Todavía no se había establecido este día como el día del amor y la amistad, cuando el 14 de febrero de 1831, fue fusilado Don Vicente Ramón Guerrero Saldaña. Uno de los más grandes heróes de la lucha por la Independencia Nacional, había nacido en Tixtla, Guerrero, en 1782. Siempre intrépido, se mantuvo invicto durante toda la lucha iniciada por Don Miguel Hidalgo y Don Ignacio Allende en 1810. En 1829, sus partidarios lo postularon para la presidencia de la República pero su contrincante que fungía como secretario de la guerra en el gabinete de Don Guadalupe Victoria (cuyo nombre verdadero era José Ramón Miguel Adaucto Fernandez y Félix) presionó a las legislaturas locales para obtener más votos. Naturalmente los seguidores de Guerrero se inconformaron y se desató el episodio conocido en la historia como la rebelión del Parián (mercado en el centro de la antigua ciudad de México donde se vendían telas de origen extranjero, vinos, etc.,) y por lo cual el Congreso tuvo que reconocer la victoria del gran Insurgente de la Independencia. Durante 10 meses ejerció la presidencia de la República. El vicepresidente, antiguo realista, conspiró y se rebeló contra el presidente derrocándolo. Poco después, sobornaron a un amigo de Guerrero llamado Francisco Picaluga, el cual tenía un barco y siendo invitado a comer, fue sorprendido, capturado y entregado a las fuerzas del gobierno quienes lo fusilaron en Cuilapan, Oaxaca en un día como hoy. Don Vicente Guerrero es el símbolo de la fortaleza moral, la constancia, el patriotismo y la dignidad. Jamás se acogió al indulto del virrey y jamás pudo ser derrotado en los campos de batalla. Les esperamos hoy en plaza de armas a las 10 de la mañana frente a su monumento. Y el lunes 16 también les esperamos a las 9 de la mañana frente al monumento del ilustre poeta tabasqueño Don Carlos Pellicer Cámara.


Columnas anteriores

visitas