CASCARA AMARGA

Don Melchor Ocampo


Laureano Naranjo Cobian

Este gran mexicano, que este año cumple 200 años de haber nacido en Michoacán, fue el líder intelectual de la generación de los liberales que combatieron la última dictadura de Antonio López de santa Ana. Culto y lúcido, participó activamente en la redacción de las célebres <> que constituyeron una segunda independencia de México. Gran polemista e impulsor de la separación de la iglesia y el Estado (hasta Benito Juárez, la unión de la iglesia y el Estado parecía indestructible), Don Melchor Ocampo era capaz de renunciar a cualquier cargo en defensa de sus principios. Se cuenta que había sido recogido por una rica hacendada de nombre Francisca Javiera Tapia y Balbuena, dueña de la hacienda de Pateo, en Michoacán. Desterrado por el dictador, fue compañero de dolores del insigne patriota Benito Juárez, en Nueva Orleans. Los dos habían sido gobernadores, uno de Oaxaca y otro de Michoacán, y los dos eran pobres y realizaban trabajos difíciles en el destierro. Don Melchor trabajaba de cocinero y Don Benito de enrollador de puros. La Patria agradecida, rinde homenaje a estos gigantes del civismo, de la justicia, del honor y de la dignidad. II. Súper bacterias: Según los expertos, todo ser humano lleva en su cuerpo dos kilos de bacterias que lo ayudan a digerir los alimentos, protegiéndolo además de muchas enfermedades. Y es que sólo son 1400 las bacterias patógenas y millones las anaerobias. Empero, ahora están apareciendo las llamadas súper bacterias patógenas que son resistentes a los antibióticos conocidos, lo cual tiene muy preocupados a los científicos. Y sí es grave, porque un solo raspón podría causar la muerte de una persona. Y es que gracias a los antibióticos los seres humanos se han multiplicado. Por ejemplo en 1910, éramos 15 millones en México, ahora cien años después, somos 118 millones. Continuará.


Columnas anteriores