Rodlando por el vecino

Tres años, los mejores


Rodrigo Mojica

Lecturas: 904

En 2011, justo cuando BASTA! tenía sólo unos meses en el mercado, recibí la invitación de mi colega César Cerón para asistir a la entrega de un donativo de parte de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el cual realiza cada año en México, por los rumbos de San Vicente Chicoloapan, un municipio mexiquense. Ese día me tocó conocer en persona y entrevistar por primera vez a Juan Manuel Márquez. La charla en aquella casa hogar de niños en situación de calle fue su negativa a enfrentar a Erik El Terrible Morales, pues comentó en corto que “alguna vez le pedí la oportunidad y no me la dio porque me dijo que no era conocido. Ahora yo sólo quiero pelear con los mejores y él no está en esa lista”. En noviembre 12, a finales de aquel mismo 2011, El Dinamita fue despojado del título Welter de la OMB ante Manny Pacquiao, por eso, hoy el pugilista de Iztapalapa decidió regresar a Las Vegas, para intentar recuperar ese cetro, ahora ante Timothy Bradley, en el Thomas and Mack Center, en función que organizan Top Rank y Zanfer Promociones. Pudimos tomar las impresiones después de aquel robo en el MGM y nos enfilamos a seguirlo casi religiosamente, porque entendimos que es uno de los personajes más mediáticos que existen en el deporte de casa; incluso su visita a la redacción fue todo un suceso. En 2012, pudimos rubricar en vivo aquel nocaut en el sexto round ante el Pacman y hoy estamos de vuelta en la llamada Ciudad del Pecado, porque todo apunta que ésta será la última pelea del llamado Ídolo del Pueblo. Aquí en Nevada, ya se transpira la dinamita del Juanma y los aficionados que rondan el escenario en donde se disputará la batalla, confían en que Márquez hará historia, calzándose su quinto cinturón en diferente categoría. En este lugar tan extravagante y colorido, desde Canelo vs Money, hasta hoy, nada ha cambiado, porque el derroche y la fiesta son a tope, pues la naturaleza de este sitio es acorde con todas estas imágenes. Sin embargo, para esta semana existe el plus de que un guerrero azteca, con 40 años a cuestas, decidió cerrar con broche de oro su aventura en las cuadriláteros y, de paso, ponerle la cereza al fin de semana, pues también existe una asignatura pendiente, que México le gane a Panamá en casa y mantenga esa pizca de esperanzas para asistir al Mundial Brasil 2014.


visitas