TECNOLOGÍA

¿Eres adicto al Whatsapp?

Las adicciones a Tecnologías de la Información y la Comunicación son reales.



¿Eres adicto al Whatsapp?

(Internet)

Se puede llegar a sufrir de síndrome de abstinencia.

19/01/2020 15:59 / Ciudad de México

El uso excesivo de aplicaciones tecnológicas, principalmente aquellas usadas para socializar como Whatsapp, podría ocasionar síntomas similares a
los de una adicción, señala una especialista de la UNAM.

La psicóloga Erika Villavicencio Ayub afirma en entrevista con UNAM Global que existe una discusión sobre si el uso excesivo de Whatsapp podría
tratarse de una adicción, pues no se encuentra en el manual de trastornos mentales.

“No se encuentra en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), pero por recientes estudios y los síntomas detectados
podría tratarse de una adicción a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)

Villavicencio Ayub dice que en los jóvenes esta adicción ha avanzado a niveles alarmantes, debido
a que ha provocado daños fatales comparados con la adicción a los juegos.

De acuerdo con la académica de la Facultad de Psicología, existen algunos indicadores que ayudan a determinar si se sufre esta adicción. Por ejemplo,
el tiempo excesivo dedicado a la aplicación, mentir sobre cuánto tiempo se usa e incluso presentar alucinaciones o vibración fantasma.

A esto se suma la pérdida de relaciones interpersonales, descuido de horas de sueño y cuidado
personal, mala alimentación y, pese a las consecuencias negativas en la vida personal, seguir con
esta conducta.

Cuando la adicción avanza la persona se aísla, disminuye su rendimiento en la escuela o trabajo,
recibe quejas de personas cercanas por conectarse constantemente, intenta limitar su uso sin
conseguirlo y presenta ataques de ansiedad.

Los ataques son conocidos como síndrome de abstinencia, el cual se manifiesta a través de
conductas disfóricas, insomnio, irritabilidad, aburrimiento, soledad, ira y nerviosismo.

La persona sufre negligencia y falta de autocontrol, acompañado de intolerancia y una necesidad
de dosis cada vez mayores para obtener los efectos deseados.

“Es importante sensibilizarnos en que las TIC son parte de la vida actual y no se pretende luchar
contracorriente, sin embargo, debemos aprender a usarlas correctamente para beneficiar la vida en sus
diferentes áreas sin afectar la salud o cualquier otra área del individuo”, concluye.

Con información de El Universal.

Relacionadas

visitas