NOTICIAS

Con denuncias, quejas y peticiones esperaron a AMLO

El Presidente llegó al filo de la una de la tarde, para arrancar su 'gira energética' por Tabasco y Campeche.



Con denuncias, quejas y peticiones esperaron a AMLO

(Foto: Simón Hernández)

El presidente muestra a quienes lo recibieron en el aeropuerto un ejemplar del Tabasco HOY.

07/12/2019 07:50 / Centro, Tabasco

Eran la una de la tarde con cinco minutos cuando Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, apareció en la Sala de llegada de la terminal aérea de Villahermosa, para consumar su novena visita al estado, su tierra natal, como parte de su gira de tres días por Tabasco y Campeche.

Y como en cada una de sus visitas, una multitud de al menos 400 personas, ya lo esperaban, para entregarle documentos de peticiones, darle quejas por despido y hasta acusaciones de amenazas de muerte.

Y camuflados entre los eufóricos ciudadanos, estaban ex funcionarios de la administración granierista, quienes querían ponerse a la orden.

Además, el Presidente recibió un ejemplar de la edición de este viernes del diario Tabasco HOY.

Los ciudadanos lo abordaron, se abalanzaron sobre él, al grado de que ni la ayudantía podía impedir que se le acercaran.

'DILE A ADÁN QUE LOS INSTALE'
Roxana Compañ, maestra cesada por la Reforma Educativa del 2013, se le acercó para decirle que 100 maestros no han sido reinstalados. El presidente respondió "Dile a Adán Augusto que por indicación mía los instale". También le indicó que hablaran con Héctor Martín Garza González, titular de la Unidad Administrativa de la SEP, para resolver su situación.

Entre gritos, una mujer se le acercó y le pidió ayuda para salir del Estado, por una presunta amenaza de muerte en su contra. "Señor, soy la ingeniera que denunció la muerte de Alma, por favor. ¡Me urge hablar con ustedes! ¡Me van a matar", se le escuchó decir.

Previamente al arribo de Obrador, ya se habían saludado los ex funcionarios del gobierno de Andrés Granier, el ex secretario de Gobierno, Humberto Mayans y el ex secretario de Salud, Luis Felipe Graham.



El primero fue parte de la comitiva para recibirlo, y el segundo, presuntamente, viajaba a la Ciudad de México a una graduación.

Ya se encontraban en el aeropuerto el gobernador Adán Augusto López Hernández; la secretaria de Energía, Rocío Nahle y el delegado de programas sociales, Carlos Manuel Merino Campos.

Quien no se juntó con ellos fue el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, pues a su llegada pasó directo hacia el interior de la terminal aérea y sólo salió hasta que el Presidente estaba a punto de subirse a la unidad que lo transportaría a Huimanguillo.

Uno de los que al final logró el saludo de AMLO fue Luis Felipe Graham Zapata, el malogrado secretario de Salud del gobierno de Granier, quien se abrió paso ante la multitud para poder estrechar su mano y presentarse: "Soy Luis Felipe Graham, a sus órdenes señor Presidente", le dijo el priísta.

Después de recibir quejas y acusaciones, López Obrador se despidió, levantando su mano derecha, con la cual sostenía un ejemplar del diario Tabasco HOY.

Relacionadas

visitas