NOTICIAS

San Juan Ixhuatepec a 35 años del infierno que dejó 500 muertos

Hace 35 años de la explosión de la terminal de almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) en San Juan Ixhuatepec. 



San Juan Ixhuatepec a 35 años del infierno que dejó 500 muertos

(Tabasco HOY)

19/11/2019 09:02 / Tlalnepantla, Estado de México

Así es el recuerdo de habitantes de San Juan Ixhuatepec que vivieron de cerca y en carne viva la explosión más grande registrada en una planta de productos petrolíferos, asentada en una zona altamente poblada el 19 de noviembre de 1984.

En entrevista con Notimex, lugareños sobrevivientes de la conflagración indicaron que la muerte de más de 500 personas no es fácil de olvidar. “Nunca jamás debe suceder algo así”, afirmó Efraín García Domínguez, quien perdió a amigos en el incidente y que en esos momentos fue despertado por los gritos de su mamá para huir del incendio.

“Afortunadamente la casa de mis padres estaba retirada del punto de las explosiones pero al salir a la calle se sentía como ardía la cara con las llamaradas del fuego que eran como latigazos. Había mucho humo y se veían caer cenizas como si fuera lluvia”.

Efraín ahora mecánico por oficio, expresa lo que vivió con la mirada fija como si estuviera viendo a través de sus recuerdos esos momentos.

“Mi madre me decía que si me portaba mal me iría al infierno y me decía que en ese lugar arden los que se portan mal, y cuando ocurrió la primera explosión a las 05:40 horas, por el calor intenso que se sintió, pensé inocentemente que ya estaba en el infierno”.

Ante los hechos el mecánico cuenta que su madre sacó a él y a sus hermanos de la casa sin que hasta esa hora supieran que estaba pasando. “En el camino nos contó que hubo una explosión y nos llevó a la casa de una tía en Avenida Politécnico en el Distrito Federal, hoy llamada Ciudad de México”. 

La explosión de las esferas gigantes, tenían miles de litros de gas y la crisis no terminó hasta que se acabó el combustible por lo que las horas se hicieron eternas.

Cabe destacar que la planta de Petróleos Mexicanos, instalada en San Juan Ixhuatepec, San Juanico, era una terminal de gases licuados de petróleo, butano y propano que se recibían de los gasoductos de tres refinerías diferentes. 

Según informes de las autoridades el accidente ocurrió por la ruptura de una tubería de 20 centímetros de diámetro que transportaba gas LP desde las refinerías hasta la planta de almacenamiento que contaba con varios tanques, que debido al sobrellenado y sobrepresión, la tubería de uno de ellos se fracturó.

Durante 10 minutos se estuvo fugando el gas generando una densa nube de vapor inflamable lo que provocó la explosión mayor, seguida de ocho más de otros tanques, lo que causó por lo menos 500 muertos.
 

Relacionadas

visitas