NOTICIAS

“Ella sólo duerme no está muerta”

Primero se le brindo una misa de cuerpo presente, y luego se le dio cristiana sepultura.



“Ella sólo duerme no está muerta”

( )

15/11/2019 05:05 / Centro, Tabasco

"Ella, sólo duerme, no está muerta", fueron las expresiones de familiares y amigos de la empresaria Emma Cecilica León Priego de Bustamante, durante la misa de cuerpo presente, efectuada ayer, poco antes que su cuerpo fuera depositado en una de las tumbas del Recinto Memorial, en donde le dieron el último adiós. A las 14:30 horas, el féretro de la también abogada fue llevada a su última morada, en donde se notaban caras tristes, ojos llorosos de los asistentes. "Ella no merecía morir así...", expresó un hombre vestido de negro quien se hacía acompañar de una mujer, mientras que caminaba junto con otras personas al lugar en donde descansará eternamente los restos mortales de Emma Cecilia. Durante el evento religioso se entonaron cánticos, para que su alma descanse en paz, "está dormida, no está muerta", comentó uno de los presentes. Mientras que alrededor del ataúd, se observaron decenas de coronas, como de la "unión de crédito ganadero", de amigos empresarios como "Visión Laser", y de varias conocidas familias tabasqueñas. "Ella era una gran mujer, muy buena, mujer no sé porque la mataron", comentó un doliente, entre sollozos. Conforme pasaban los minutos la tristeza embargaba a los asistentes "ella era una mujer muy guapa, la conocí de chamaca", comentó don Ramón "N". Al sepelio se dieron citas cientos de amigos y familiares, quienes le pidieron al Dios por su eterno descanso. Debajo de un cielo atrofiado por las nubes y una temperatura agradable, el cuerpo de Emma Cecilia fue depositado en el sitio que será desde ahora su última morada, los rostros de los familiares cercanos se doblaron y las lágrimas no dejaron de fluir, en medio de cientos de asistentes. El llevar el cadáver a la tumba la tierra fue cubriendo la caja con el conteniendo el cuerpo de la mujer empresaria hasta que se dejó de ver. Así la tristeza se apoderó de familiares y amigos. "Hasta siempre Emma, Dios te tendrá en el fueron las palabras que decían los presentes y que muchos de ellos no daban crédito de lo ocurrido.

Relacionadas

visitas