NOTICIAS

Varados 200 ilegales en 4 pueblos

En claro desafío a los operativos en la frontera Sur, migrantes se mueven por los pueblos limítrofes evadiendo al INM.



Varados 200 ilegales en 4 pueblos

(Foto: Fredy Paredes)

El ferrocarril es el único 'trampolín' de migrantes para llegar más rápido a los Estados Unidos.

19/06/2019 13:59 / Balancán, Tabasco

Por el temor de que puedan ser detenidos y deportados a su nación, de la que salieron en busca de condiciones adecuadas para vivir, un promedio de 200 migrantes se han quedado "varados" en pueblos balancanenses, luego del reforzamiento de la vigilancia fronteriza.

Mientras que otro porcentaje logra enganchar el "coyote" que los lleve a la frontera sin problemas, los que no tienen dinero, deben seguir a pie, siguiendo las vías del tren para avanzar y dejar atrás la franja fronteriza que por mandato presidencial será protegida por al menos seis mil efectivos de la ahora Guardia Nacional (GN) y que ha comenzado a instalarse por el estado de Chiapas y se irá corriendo hasta cubrir Tabasco, Campeche y parte de Quintana Roo.

La migración centroamericana a México data de fechas inmemoriales. Tan antiguas son que pueden señalarse antecedentes anteriores al establecimiento del Estado-nación en 1821. Con la formalización de la línea divisoria entre el Estado guatemalteco y mexicano en 1882, los desplazamientos poblacionales no se vieron alterados.

El 26 de abril de 2007 se aprobó la reforma de los artículos 118 y 125 y la derogación de los artículos 119, 120, 121, 122, 123, 124 y 127, todos ellos de la Ley General de Población, para evitar la criminalización de la pobreza de los migrantes irregulares y la violación a sus derechos humanos. Mediante dicha reforma legal, entre otras cosas, elimina la sanción de hasta 10 años de cárcel a los extranjeros que ingresan al país sin documentación.
 


Beneficia a negocios fronterizos

Jaír, un migrante hondureño que sigue el camino hacia los Estados Unidos, señala que las migraciones siguen siendo negocio para todos.

"Nosotros venimos gastando lo que tenemos para llegar a los Estados Unidos, llegamos a las tienditas que hay en el camino y compramos. No sólo soy yo, hay cientos de migrantes que usan el mismo camino y eso a los comerciantes les cae bien", señala el hombre de 32 años, quien será por segunda ocasión que viaja para el norte.

Las circunstancias han arreglado que pobladores balancanenses con pocas posibilidades de obtener beneficios gubernamentales y el empobrecimiento de su tierra para la siembra del maíz, hace que se dediquen a ofrecer "servicios" a los extranjeros que cruzan obligatoriamente por los caminos fronterizos.

En Buena Vista 23, Francisco I. Madero, Cenotes, Jolochero, por mencionar algunos, ofrecen alimentos y en ocasión hasta hospedaje por una noche.

Estos les beneficia ya que les cobran económicamente y dándoles seguridad entre los operativos de la autoridad federal.

 

Relacionadas

visitas