NOTICIAS

Crece pobreza de ingresos en Tabasco

La Canasta Alimentaria ya es inalcanzable para el 48.8% de los trabajadores tabasqueños, revela el Coneval.



Crece pobreza de ingresos en Tabasco

(Foto: Saddyd Mora)

14/03/2019 12:42 / Centro, Tabasco

En Tabasco, la canasta alimentaria se ha convertido en inalcanzable para la mitad de la clase trabajadora, quienes con los bajos salarios no tienen la capacidad ni para una nutrición adecuada para ellos y sus familias, ni para cubrir otros gastos básicos.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señaló que la población tabasqueña que no puede adquirir una canasta básica con sus ingresos laborales aumentó del 47.4 al 48.8 por ciento, entre el tercer y cuarto trimestre del 2018. Es decir, la pobreza de ingresos creció al cierre del año pasado un promedio de 1.4 puntos porcentuales, lo que ubica a Tabasco en el lugar siete de las entidades con mayor nivel en esta condición.

A nivel nacional la población en esta condición pasó de 39.3 a 39.8 por ciento.

Los cálculos del Coneval indican que en Tabasco durante el último trimestre del 2018, la población que se detalla en el estudio tuvo un ingreso laboral promedio de mil 355.90 pesos mensuales, disminuyendo 394.1 pesos, al compararlo con el promedio del arranque del 2010, que era de mil 750 pesos, y una disminución de 8.83 pesos comparado con el cierre del 2017, que era de mil 364.73 pesos.

El organismo señala que el aumento de la población con un ingreso inferior a la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (costo de la canasta alimentaria), es como consecuencia de la reducción en el poder adquisitivo del ingreso laboral y de un mayor crecimiento en los precios rurales y urbanos.

"El incremento de los precios es la única causa que puede estar ocasionando en estos momentos que más trabajadores tengan problemas para adquirir la canasta alimentaria; hubo carestía por una parte y los salarios no se movieron", señaló en entrevista con Grupo Cantón el expresidente del Colegio de Economistas de Tabasco, Eduardo Estañol.

1.3 millones afectados
De esta manera, las cifras (48.8%) indican que de los 614 mil 533 tabasqueños asalariados que registra la Secretaría del Trabajo, 299 mil 892 no pueden acceder a la canasta básica al devengar un salario de apenas mil 355.90 pesos. A estos se les suman 42 mil 112 personas que reportaron laborar sin ingresos fijos, lo que hace un total de 342 mil 004 trabajadores a quienes se les hace inalcanzable acceder a la canasta básica alimentaria.

Ya en el plano familiar, se trata de un total de un millón 368 mil 016 tabasqueños que no tienen acceso a la canasta alimentaria, el 57.11 por ciento del total de la población estatal, que suma dos millones 395 mil 272 personas, según cifras del INEGI.


TESTIMONIOS


"Somos cinco, y gano 50 pesos al día" 
Héctor García

Con 50 pesos al día, menos de la mitad del salario mínimo, Héctor García, de la colonia Bosques de Saloya, mantiene a su mujer y tres hijos.

"No tengo salario, vivo vendiendo chatarra. Frijol, tortilla y arroz es lo que casi todos los días comemos. La canasta básica ni la conocemos", asegura. "Trabajé de vigilante y ganaba lo mismo; aquí por lo menos tengo tiempo para hacer otras chambas".

"Si un día me va bien saco como 150, pero sino es así me tengo que conformar con 50 pesos, que es lo que menos he sacado, y de ahí jalar para que la familia coma, es lo más básico, frijol, tortilla, arroz", expresó.



"La tiendita sólo da para sobrevivir" 
Elsa Arcos

Aunque Elsa Arcos tiene una tiendita en la colonia Bosques de Saloya, logra sacar apenas para comer.

"Yo era empleada, pero los productos suben de precio todos los días y el salario no me alcanzaba; pusimos este negocio, y aquí sobrevivimos mi esposo y mis tres hijos", refiere.

Afirma que tiene un ingreso diario de entre 80 y 90 pesos, y con ésto además de comer su familia también debe comprar más mercancía para vender, y renovar su negocio.

"No se vende mucho, el problema está en que la gente de los alrededores está igual que nosotros, si ellos no tiene dinero pues no vienen a comprar, y ahí es cuando ya no hay tanto negocio".


"Le doy a mis hijos maseca, como pozol"
Rebeca Morales

Como ya no alcanza para comprar al menos un kilo de pozol al día, Rebeca Morales, quien vive en la colonia Francisco Villa, lo sustituye por Maseca, hace una pasta similar, y de esta forma busca llenar la panza de sus cinco miembros de la familia.

"Lo que gana mi esposo ni siquiera está cerca de poder comprar la mayoría de los productos que contiene la canasta básica", indica.

"Es casi lo mismo, así puedo engañar a mis hijos y hacer que tomen algo, también sirve para que se llenen más rápido, hay que buscarle de miles de formas porque no se puede, la verdad que no tenemos para más, cuando no nos alcanza para el pozol así le hago, el chiste es llenarle la pancita a mis hijos", relató.



"Mi esposo ya ganaba menos, y estamos peor"
Isabel Pérez


La falta de empleo ha dejado a la familia que encabeza la señora Isabel Pérez sin la oportunidad de poder tener una mejor calidad de vida. Desde hace más de tres meses su esposo se quedó sin trabajo, por lo que se dedica a la recolección de latas y metales para poder venderlos, y aunque no gana mucho, tampoco lo hacía como ayudante de albañil, el cual es su oficio.

"Mi esposo no ganaba mucho y ahora menos, busca latas, metales para vender, prácticamente es como un chatarrero porque no hay de otra, a veces sale también con su machete por si le cae una trabajo para hacer, o así, pero no se puede, tenemos tres hijos y a como podemos los estamos sacando adelante, pero ahí poco a poco", expresó.

 

Relacionadas

visitas