NOTICIAS

Del Pacto por México al Frente opositor

Los mismos promotores de un pacto de reformas estructurales con EPN, en 2012, impulsan la creación de un frente anti-PRI



Del Pacto por México al Frente opositor

(Agencia)

Anaya y Barrales, anunciaron un frente amplio opositor para 2018, ya que tuvieron buenos resultados en las vpasadas votaciones.

02/07/2017 10:14 / Ciudad de México

La idea nació en la campaña electoral de este año, durante las conversaciones que Ricardo Anaya y Alejandra Barrales sostenían de cara a una posible alianza de facto en los comicios del 4 de junio. La posibilidad de que declinaran la panista Josefina Vázquez Mota en el Estado de México y la perredista Mary Telma Guajardo en Coahuila, para fortalecer a un solo candidato en cada entidad, fracasó.

Pero, a cambio, cuajó la idea de crear un frente de cara al 2018.

Anaya y Barrales se apresuraron a anunciarlo el sábado 20 de mayo, dos semanas antes de los comicios.

Según dirigentes de ambas fuerzas, así lo decidieron para "madrugar" a otros militantes de sus respectivos partidos (especialmente los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Morelos, Graco Ramírez), quienes lanzarían la misma convocatoria para apuntalar sus propios proyectos presidenciales.

Pasadas las elecciones, Anaya y Barrales reactivaron el tema. En sus análisis de los resultados, ponderaron el hecho de que en aquellos estados en los que fueron juntos, PAN y PRD ganaron indiscutiblemente: en Nayarit, obtuvieron la gubernatura, la mayoría de los municipios y de los distritos, y en Veracruz, 112 de los 212 ayuntamientos.

La ruta panista

Anaya llevó el tema del Frente a la Comisión Permanente del PAN el jueves 22 de junio y, tras ocho horas de discusión, en la madrugada del viernes se anunció que Acción Nacional promovería un acercamiento con diferentes actores políticos para construir un "Frente Amplio Opositor" de cara a las elecciones federales de 2018.

La idea fue respaldada en general por todos los panistas.

Aunque Margarita Zavala y algunos senadores que la respaldan (como los calderonistas Ernesto Cordero y Roberto Gil) salieron de inmediato a condicionar el Frente a que sea el PAN quien ponga candidata o candidato.

Con todo, el tema le permitió a Anaya desactivar las protestas de Margarita Zavala, quien desde el 5 de junio lo urgió a renunciar a la dirigencia, aceptar "los malos resultados" en las elecciones del 4 de junio y convocar de inmediato a un proceso para definir a la candidata o el candidato del PAN rumbo al 2018.

En la larga sesión de la Comisión Permanente, donde tiene mayoría, el dirigente partidista defendió con cifras los resultados electorales, pidió cerrar filas en torno al panismo de Coahuila -que mantiene impugnado el proceso-, aclaró que los tiempos estatutarios y legales aún no permiten iniciar el proceso interno de elección de candidatos, y logró un respaldo unánime a la idea del "Frente Opositor".

Anaya derrotó a Zavala, y ganó más tiempo.



Si hay frente opositor, la elección del candidato deberá hacerse conforme a los tiempos y reglas que se pacten con el PRD entre septiembre y octubre. Y, si el PAN va solo, Anaya podrá renunciar a la dirigencia un día antes de inscribirse al proceso interno, en noviembre. Mientras, seguirá apareciendo en los spots del partido y gozando de las prerrogativas que le da ser presidente del CEN.

Como principal plataforma de su candidatura, Anaya defiende la eficiencia electoral. En sus números, el PAN llegará a 2018 gobernando 13 entidades (él cuenta Coahuila, donde tiene impugnado el triunfo del PRI), lo que significa un posicionamiento que no tuvo su partido antes de otra elección federal.

A decir de Santiago Creel, presidente de la Comisión de Elecciones del PAN, este posicionamiento permitirá al PAN poner al candidato del Frente Amplio Opositor.

"Claramente, el partido que tiene más presencia es el que lleva mano. Sin embargo, hay que buscar consenso y ver cómo se va desarrollando. Estamos en exploración, y cada partido tiene en su interior voces diferentes", señala.

El ex senador y dos veces aspirante presidencial asegura que el argumento más importante para construir el Frente es conformar, eventualmente, un gobierno de coalición con un respaldo electoral que le garantice gobernabilidad, y una mayoría estable en el Congreso que permita cumplir lo que se prometa en campaña.

El jueves 29 de junio, Anaya reunió a cuatro presidenciables panistas para hablar del Frente y de la ruta rumbo al 2018.

Zavala, Ernesto Ruffo, Luis Ernesto Derbez y Juan Carlos Romero Hicks revisaron con Anaya tiempos, reglas y límites legales a su activismo. Según Creel, lo importante de estas reuniones es que todos tengan claro cuáles son las reglas y condiciones de la contienda interna, particularmente los tiempos.

"Aquí el problema es conciliar dos valores: el derecho que cada uno de los militantes tienen de aspirar, y el otro valor, que es ser eficaz en la construcción de la candidatura que el PAN necesita para triunfar. Y, efectivamente, entre más aspirantes el grado de dificultad se incrementa. No es que no se pueda resolver, pero sí impone cargas adicionales", advierte.

La ruta perredista

Barrales convocó a una reunión urgente del CEN perredista el domingo 25 de junio, en la que incluyó a los gobernadores a través de un órgano paralelo llamado Consejo Consultivo.

En unas cuantas horas, logró que se aprobara un resolutivo mediante el cual el PRD convoca a la construcción de un "Frente Amplio Democrático que logre ganar con una amplia mayoría" en 2018.

Del lado perredista, los cuestionamientos y críticas surgieron de inmediato. La corriente de René Bejarano, Izquierda Democrática Nacional, descalificó el acuerdo del CEN, asegurando que la sesión fue ilegalmente convocada y que el acuerdo contradice los resolutivos del último Congreso del PRD, que definió privilegiar la construcción de coaliciones con partidos y movimientos de izquierda.

"La iniciativa esconde, entre líneas, el verdadero propósito del Frente, que es aprobar cuanto antes una alianza contranatura con el PAN", afirmó Bejarano.

Dos días después, el grupo de Los Galileos (dirigido por Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belaunzarán) respaldó la creación del FAD, siempre y cuando éste lleve como candidato a un ciudadano independiente, y no a un panista.

Jesús Ortega y Jesús Zambrano, Los Chuchos, dirigentes de la corriente Nueva Izquierda (mayoritaria en el PRD), también manifestaron su respaldo al Frente y aseguraron que es "mucho más" que una alianza con el PAN.

Ortega y Zambrano (y del lado del PAN, Gustavo Madero y Santiago Creel) son quizás los principales promotores del Frente que, supuestamente, busca sacar al PRI de Los Pinos. Son los mismos personajes que, en 2012, firmaron con Enrique peña Nieto el Pacto por México. El PRD llegará al 2018 mermado en casi todas las entidades. Gobierna la Ciudad de México, pero Morena ha obtenido más votos en las dos últimas elecciones celebradas ahí (2015 y 2016). Morelos, Michoacán y Tabasco son sus bastiones principales. Y en los estados donde ganó en alianza con el PAN, su peso electoral es mínimo.

Si no hay Frente, el PRD deberá elegir candidato entre el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, los gobernadores Silvano Aureoles y Graco Ramírez o, incluso, su ex candidato en el Estado de México, Juan Zepeda. O invitar a un externo, como el ex rector Juan Ramón de la Fuente.

La idea de ir con López Obrador es descartada por los dirigentes de las corrientes mayoritarias, pero no por los fundadores del partido.

Ifigenia Martínez, Porfirio Muñoz Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas se reunieron apenas la semana pasada para comenzar a explorar esa posibilidad.

Con optimismo, la maestra Ifigenia informó el 28 de junio: "me encuentro trabajando en una plataforma programática para abonar a la reconciliación de las izquierdas rumbo al 2018".



Frente opositor
PAN

Se coincidió en la necesidad de promover un acercamiento con diferentes actores políticos, sociales y académicos a fin de trabajar en la construcción de un Frente Amplio Opositor de cara a las elecciones federales de 2018 con el objetivo de lograr un cambio de régimen en México y sentar las bases de un gobierno honesto y de resultados". Resolutivo de la Comisión Permanente, 23 de junio.

Frente democrático
PRD

El PRD propone la construcción de un Frente Amplio Democrático (FAD) que logre ganar con una amplia mayoría, lo que evitará la confrontación y lucha en tribunales, inestabilidad en el próximo gobierno, fraudes electorales y la posibilidad de un conflicto postelectoral que ponga en riesgo la gobernabilidad de la nación, al contar con un programa alternativo de país que procurará el consenso ciudadano y el apoyo de un amplio sector de los electores".

Acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional y Consejo Consultivo, 25 de junio.

Con información de Reforma

Relacionadas

visitas